CIRUGÍA BARIÁTRICA - MANGA GÁSTRICA

¿Qué es la Manga Gástrica Laparoscópica?

La manga gástrica o gastrectomía tubular en manga es una procedimiento quirúrgico en el cual se extirpa una porción del estómago para lograr un estrecho tubo gástrico (disminuyendo considerablemente la capacidad del mismo) el cual conecta al esófago con el intestino delgado. Este procedimiento se realiza en pacientes con obesidad mórbida para promover la pérdida de peso y solucionar o mejorar la salud en general con respecto a enfermedades ocasionadas por el sobrepeso, tales como diabetes, la apnea del sueño, osteoartritis, reflujo gastroesofágico e hipertensión, entre otras.

A diferencia de la banda gástrica, este procedimiento se realiza por vía laparoscópica, es decir, a través de una pequeña incisión en la cavidad abdominal. Se le llama ‘gastrectomía en manga’ debido a la manga o tubo que se forma gracias al grapado quirúrgico de los bordes del estómago. El estómago puede reducir hasta un 15% de su tamaño original y como resultado, la persona se sentirá más saciada al comer pequeñas cantidades de alimento, pues el metabolismo del cuerpo se altera y el ansia por comer reduce considerablemente.

Hoy en día, la manga gástrica laparoscópica es uno de los más nuevos y prometedores procedimientos en la cirugía bariátrica para el manejo y control de la obesidad. Después de una cirugía de manga gástrica el estómago habrá reducido su tamaño hasta en un 70% y así se limitará la cantidad de comida que se consume, lo cual permitirá llevar un régimen nutricional adecuado observando la reducción de peso durante los siguientes 12 a 18 meses.

Beneficios de la Manga Gástrica Laparoscópica

La ventaja principal en realizarse este procedimiento es que el paciente se sentirá satisfecho con porciones más pequeñas de comida por dos motivos:

  • Debido a que se reduce el estómago, la cantidad de hormonas y otros bioquímicos implicados en la sensación de hambre reducen.
  • Después de la manga gástrica, el espacio necesario para llenar el estómago es significativamente menor, por lo que se consumirá menos comida.

Todo esto permite consumir menos calorías y por consecuencia, perder peso. Es realmente efectivo si se combina con ejercicio físico y una dieta saludable. La pérdida de peso también implica mejoras en la presión arterial, diabetes, enfermedades de hígado graso, el reflujo y muchas otras afecciones ocasionadas por el sobrepeso. Esta cirugía mejora significativamente la mayoría de las enfermedades metabólicas en un 80% además de que la calidad de vida del paciente que antes sufría de obesidad mórbida dará un giro de 180 grados.

Candidatos para la Manga Gástrica Laparoscópica

Esta cirugía se recomienda a personas que tienen:

  • Un IMC (Índice de Masa Corporal) de 40 (40 kilos de sobrepeso) o más, es decir, obesidad mórbida.
  • Un IMC de 35 o más y una afección seria (diabetes del tipo 2, apnea del sueño, cardiopatía) que podría mejorar con la pérdida de peso.
  • Un IMC de 30 o mayor y contar con una enfermedad asociada con el sobrepeso (presión alta, diabetes, síndrome metabólico, etc.)

La gastrectomía en manga se puede realizar también en personas demasiado pesadas (obesidad extrema) como para someterse a otro tipo de cirugía para bajar de peso (en algunos casos se podría necesitar una segunda cirugía). Esta técnica se puede utilizar tanto en pacientes con obesidad extrema, como en algunos con un grado de obesidad menor. Generalmente, el paciente debe tener entre 18 y 60 años, aunque en algunos casos especiales la técnica se puede realizar en adolescentes más jóvenes.

Pronóstico de la Cirugía de Manga Gástrica

La cirugía de manga gástrica es un procedimiento poco invasivo a comparación de otras cirugías bariátricas, reduciendo significativamente las complicaciones después de la operación. La reducción del hambre se produce en la mayoría de los pacientes, pero no en todos. Este procedimiento favorece la pérdida de peso gracias a dos mecanismos: el físico que produce la restricción y el fisiológico a nivel hormonal. Al reducir gran parte del estómago, la cantidad de células que producen la grelina (hormona que regula el apetito) disminuyen significativamente.

Los resultados pueden variar dependiendo de la persona debido a múltiples factores, incluyendo la adherencia y compromiso del paciente con el tratamiento. Aunque la pérdida final de peso puede no ser tan grande como la derivación gástrica, el paciente deberá continuar bajando de peso hasta por 2 o 3 años después de la operación. Pesar menos también debe facilitar la movilización y realización de actividades cotidianas, además mejorar ciertas afecciones y evitar complicaciones a largo plazo. La media de pérdida de peso después de una cirugía de manga gástrica es de hasta el 65% del peso original (en un rango de hasta 5 años).

Riesgos de la Cirugía de Manga Gástrica

Los riesgos en este procedimiento tienen que ver más con la anestesia y la cirugía en general, tales como reacciones alérgicas a los medicamentos, problemas respiratorios, sangrado excesivo, coágulos de sangre, infección, etc. También existen otra serie de riesgos (poco comunes) tales como gastritis, úlceras estomacales, filtración a partir de la línea por donde se engrapa el estómago, lesiones de estómago u otros órganos, cicatrización dentro del abdomen, obstrucción intestinal, vómitos, entre otros.