CIRUGÍA GENERAL - HERNIOPLASTIA LAPAROSCÓPICA

¿Qué es la Hernioplastía Laparoscópica Inguinal?

La hernia inguinal es una protuberancia en la ingle que se produce cuando la pared abdominal se rompe en algún punto de los órganos de esta zona y sobresale por el hueco del canal inguinal en forma de saco, causando molestias y dolor en la mayoría de los casos. Este tipo de hernias pueden ser congenitales, pero también aparecen cuando hay zonas débiles o un aumento de presión en la zona abdominal (levantar objetos pesados, sobrepeso o embarazo). La hernioplastía inguinal es una cirugía que se lleva a cabo para reparar este tipo de hernia localizada en la ingle, reintroduciendo la protuberancia y reforzando la pared del abdomen.

¿Porqué se realiza una Hernioplastía Laparoscópica Inguinal?

Se sugiere este tipo de procedimiento cuando el paciente sufre de molestias o dolor ocasionado por la hernia en las actividades cotidianas. Si la hernia no causa molestias, probablemente no se necesite una cirugía. Cuando la hernia no desaparece por sí sola, posiblemente necesitará cirugía, de no ser así, podría hacerse más grande y desatar otro tipo de problemas más complejos. Uno de los síntomas característicos de la hernia inguinal es la hinchazón o dolores punzantes de la zona abdominal, casi siempre es palpable y reconocible

¿Cómo se realiza una Hernioplastía Laparoscópica Inguinal?

Durante la plastía inguinal, el tejido que protuye se reintroduce y se refuerza la pared abdominal (soportándose con suturas y en ocasiones con mallas). Esta reparación de una hernia se puede realizar a través de una cirugía abierta o laparoscópica. A diferencia de la reparación abierta, la reparación laparsocópica ofrece una recuperación más rápida y es un procedimiento menos invasivo, pues se realiza a través de pequeñas incisiones y existe un menor riesgo de infección y recurrencia de más hernias. Una vez que la protuberancia se reintroduce, el paciente no volverá sentir más molestias o dolor. En general, la plastía inguinal es un procedimiento sencillo que se puede realizar en pacientes de cualquier edad.

¿Qué es una Hernioplastía Laparoscópica Umbilical?

Es una cirugía que se realiza para reparar una hernia umbilical. Una hernia umbilical es un saco o bolsa que se forma en el revestimiento interno del vientre (cavidad abdominal) abriéndose camino en la pared del abdomen al nivel del ombligo.

Es muy común en niños y adultos, especialmente aquellos que sufren de obesidad. Existen muchos factores que pueden causar una hernia umbilical, entre ellos, la hernia umbilical primaria se presenta en pacientes desde su nacimiento debido a un defecto en la pared abdominal o las hernias incisionales que surgen como causa de intervenciones quirúrgicas previas en la zona. Otros factores que promueven la aparición de hernias umbilicales son la realización de ejercicio físico vigoroso, padecer tos crónica, tener sobrepeso, el agrandamiento de la próstata, el levantamiento de objetos muy pesados y parecer estreñimiento crónico.

¿Porqué se realiza una Hernioplastía Laparoscópica Umbilical?

Por lo general, las hernias umbilicales no suelen presentar síntomas más allá de una protuberancia o bulto en el ombligo. Algunos pacientes llegan a sentir ardor o dolor en la zona de la hernia al realizar esfuerzos como toser, estornudar o levantar objetos pesados. En algunos casos, el tratamiento de una hernia umbilical puede funcionar sin necesidad de realizar una cirugía, pero cuando los medicamentos no ayudan y el dolor y las molestias aumentan, el único tratamiento definitivo es una hernioplastía umbilical.

¿Cómo se realiza una Hernioplastía Umbilical?

La plastía umbilical o hernioplastia es una operación quirúrgica que consiste en colocar una malla quirúrgica de material sintético con el objetivo de corregir el defecto de la hernia y puede realizarse de dos formas: La cirugía abierta, que es una técnica tradicional que consiste en realizar una incisión por encima o por debajo del ombligo. Una vez que se localiza la hernia, el cirujano la recoloca en el interior del abdomen y posteriormente se coloca una malla para reforzar el área.

La cirugía laparoscópica, que es una técnica menos invasiva pues se realiza a través de 3 o 4 pequeñas incisiones y se introduce un laparoscopio para reparar la hernia. La intervención quirúrgica para eliminar la hernia umbilical es el único tratamiento efectivo y definitivo para este padecimiento. Si la hernia no se repara de la manera correcta, puede llegar a crecer y a causar más problemas a futuro.

¿TE INTERESA AGENDAR UNA CONSULTA?

Envíanos un mensaje.