Cirugía Bariátrica en México: La alternativa Quirúrgica para Bajar de Peso

¿Qué es la Cirugía Bariátrica?

Como su nombre lo indica, es un procedimiento quirúrgico, destinado esencialmente a tratar a aquellas personas con obesidad severa que, a consecuencia, pueden padecer otras enfermedades asociadas. Resulta oportuno mencionar, que éste padecimiento cuando es muy grave, recibe el nombre de Obesidad Mórbida, la cual presenta los Índices de Masa Corporal (IMC) más elevados (mayor a 40) y pueden estar relacionados con otras patologías que ponen en peligro la vida. Como es de saber, mientras más elevado sea el grado de la obesidad, puede traer consecuencias más graves para el organismo e incluso en los peores casos, puede causar la muerte.

Entonces, ¿Cuándo debe llevarse a cabo este tipo de cirugía?

Cuando esta patología llega a alcanzar los índices de masa corporal más altos, en los que las personas pueden presentar un peso hasta de 45 kilogramos más de lo considerado normal, se reduce la posibilidad de tratarla bajo los métodos tradicionales, tales como: dietas nutricionales, actividades físicas, fármacos, entre otros, por lo que se crea la necesidad de buscar otra opción efectiva. Así surge la alternativa de Cirugía Gastrointestinal o Cirugía Bariátrica, a través de la cual se busca reducir el tamaño del estómago mediante un proceso quirúrgico sobre el tubo digestivo, disminuyendo su capacidad de volumen gástrico, modificando el apetito, por lo que la persona no podrá ingerir la misma cantidad de alimentos, que anteriormente consumía.

 

 

¿Qué se obtiene a través de la Cirugía Bariátrica?

Esta cirugía permite que las personas con obesidad severa o mórbida, pierdan ese exceso de peso en lapsos cortos de tiempo y junto a ello, logren corregir los problemas de salud consecuentes, como la apnea del sueño, presión alta, dificultades respiratorias, infertilidad, depresión, diabetes, entre otras. Inclusive, la cirugía bariátrica puede prevenir infartos, prolongando así la vida.

Ahora bien, como toda intervención quirúrgica, la Cirugía Bariátrica lleva consigo algunas medidas necesarias para poder ser exitosa. Por consiguiente, es indispensable que las personas que se operan a través de éste método, acudan a una valoración profunda por parte de un equipo multidisciplinario en donde se incluya un Nutriólogo, con el objetivo de optimizar sus hábitos de alimentación, e implementar rutinas constantes de ejercicios físicos y continuar los controles médicos de forma periódica.

 

¿Cuál es el siguiente paso?

También, es posible que al perder peso de forma considerable y acelerada, se originen los denominados “colgajos”, es decir, grandes pliegues de la piel sobrante, producto de la reducción de kilogramos. Por ello, puede recurrirse a un cirujano plástico un año después, con el fin de cortar el exceso de piel y mejorar la apariencia del cuerpo a través de las conocidas Cirugías Postbariátrica. Finalmente, cabe recalcar que la Cirugía Bariátrica no es estética, a pesar de la evidente evolución física que se observa posterior a ella. Más bien, es el tratamiento quirúrgico por excelencia más efectivo, para tratar este gran problema representado por la obesidad, en pro de mejorar la salud en mayor medida que la belleza.

 

 

Tipos de Cirugía Bariátrica

Al optar por la Cirugía Bariátrica sabiendo que, ésta actúa sobre el aparato digestivo para perder peso de forma masiva, resulta fundamental conocer acerca de su tipología y las diferentes técnicas utilizadas, para indicar cada caso de obesidad hacia el procedimiento quirúrgico más apropiado y lograr así los resultados deseados. Cualquiera que sea la modalidad de intervención, cabe destacar, que se lleva a cabo mediante prácticas especializadas, como por ejemplo, la laparoscopía, que se realiza para examinar la cavidad del abdomen a través de pequeñas incisiones con el uso de pequeñas videocámaras, lo que permite una cicatrización rápida, menor dolor y por ende, una recuperación en corto tiempo. Actualmente, existen varios tipos de Cirugía Bariátrica, los cuales se rigen bajo las condiciones de estas tres técnicas:

  • Restrictiva: reduce la capacidad del estómago.
  • Malabsortiva: impide la absorción de los nutrientes.
  • Mixta: cumple ambas funciones de las técnicas anteriores.

Todas estas técnicas se individualizan en cada paciente de acuerdo a su condición de salud y nivel de obesidad. Dentro de estas técnicas, se ubican los diferentes tipos de cirugía bariátrica, cuyos principales son:

 

ByPass Gástrico:

Es la cirugía por excelencia y la más frecuente, ya que combina las dos técnicas (restrictiva y malabsortiva), lo que supone no sólo la reducción del estómago, sino también la alteración del intestino delgado, disminuyendo así, la absorción de calorías. Por un lado se reconstruye el estómago, dejando sólo una porción al crearse una pequeña bolsa o reservorio a nivel superior del estómago (donde éste se conecta el esófago), que pasará a ser el nuevo estómago separado del otro. El mismo se conecta directamente al intestino delgado, por lo que resulta seccionado a cierta distancia y desviado en forma de Y.

Con el ByPass Gástrico se logra una reducción de más de la mitad del exceso de peso, ya que gracias a este nuevo estómago pequeño que se llena rápido, se consigue una sensación de saciedad con pequeñas cantidades de alimentos, asimismo, con la inhibición de absorción de ciertos nutrientes debido a la división del intestino, se crea una menor superficie de absorción intestinal, razón por la que se hace más efectivo este método.  El comportamiento del paciente luego de la cirugía, también influye en gran medida, en los logros del ByPass Gástrico. Por lo que se determina que, la cantidad de exceso de peso y el sobrepeso que se pierde, puede llegar hasta el 75% al cabo de un año si se siguen las recomendaciones de los médicos tratantes.

 

Manga Gástrica

La Gastrectomía vertical en Manga Laparoscópica es un procedimiento en el que se extirpa quirúrgicamente una porción del estómago. Esta metodología quirúrgica utiliza la técnica restrictiva, pues su objetivo es limitar la cantidad de alimento que accede al estómago.  Para explicar los principales mecanismos mediante los cuales la Manga Gástrica Laparoscópica funciona, es de suma importancia hablar sobre una hormona llamada GRELINA. Esta hormona se produce en una parte específica del estómago (fondo) y su principal función es la de mandar una señal de aviso al cerebro de que “se tiene hambre” o se “encuentra vacío”.

Los pacientes operados por ésta técnica bajan de peso principalmente por dos razones. La primera es debido a que su estómago es ahora más pequeño, menos del 30% del tamaño que tenía antes de la cirugía, esto ocasiona que al comer se llenan más rápido y con menos alimento. La segunda razón, es precisamente la pérdida del hambre y de la ansiedad por comer que produce la disminución de la Grelina al cortar el fondo gástrico. Los pacientes comen porque saben que deben comer, no porque tengan hambre o ansiedad por comer.

 

Banda Gástrica Ajustable

Esta metodología quirúrgica utiliza la técnica restrictiva, pues su objetivo es limitar la cantidad de alimento que accede al estómago. Para ello se vale de un anillo o banda ajustable que se dispone alrededor de la entrada de dicho órgano, en función de crear una bolsa en el estómago más pequeña que restringe, en gran medida, la entrada de comida.

Este anillo se ajusta de acuerdo a la capacidad del estómago, reduciendo el acceso al mismo. De este modo, se disminuye no sólo la cantidad de alimentos, sino la rapidez con la que atraviesan el estómago y es por ello que, el paciente comerá pequeñas porciones de comida y se sentirá saciado rápidamente al sentir presión en la bolsa. Esta cirugía es reversible, si por alguna causa la banda debe removerse, el estómago retorna a su forma inicial sin embargo esta cirugía en la actualidad se encuentra en desuso.

 

Balón Gástrico

Es una intervención que no se considera precisamente quirúrgica, sino más bien, endoscópica. Es más sencilla que las demás cirugías e implica, introducir un balón de silicona maleable y blanda en el estómago, con el fin de llenar gran parte de él para limitar el paso de la comida hacia el mismo. Este balón intragástrico, se ingresa al organismo mediante una cirugía bariátrica de tipo restrictiva que, al estar dentro del estómago alcanza a inflarse alrededor de los 700 cc. Dicha esfera, cuenta con una válvula que se cierra automáticamente, asimismo, tiene propiedades especiales en cuanto a su material, que impiden que la acidez estomacal lo deteriore.

Al igual que los anteriores, este procedimiento causa una sensación de saciedad precoz a pesar de ingerir poca comida, debido al gran espacio ocupado dentro de la concavidad gástrica. Está destinado a disminuir el peso hasta de 4 kilogramos por mes, de las personas con obesidad mórbida y es un mecanismo reversible, es decir, temporal, por lo que puede ser removido en cualquier momento (por lo general a los 6 meses), quedando la responsabilidad de la permanencia en el tiempo con el peso perdido, en la reeducación del paciente en cuanto a hábitos de alimentación y ejercicios físicos continuos.

 

Switch Duodenal

Conocido también como cruce duodenal. Tal como su nombre lo sugiere, este tipo de cirugía de orienta principalmente hacia la alteración de los intestinos delgados, específicamente en el área del duodeno. Cuando el Índice de Masa Corporal (IMC) supera los 50 y hay enfermedades severas asociadas, este método es el más indicado, que implica una de las cirugías con mayores cambios permanentes en el sistema digestivo. El switch duodenal contrarresta la mayor parte del estómago, a través de una bolsa a forma de tubo que se enlaza al esófago, mientras que al mismo tiempo se conecta al duodeno una vez que se ha cortado el intestino delgado, reconectándose luego el resto del mismo.

A partir de ello, se deduce que esta intervención quirúrgica es de modelo malabsortiva, pues busca limitar la cantidad de calorías y nutrientes al inhibir su absorción, rehaciendo una parte del sistema digestivo. Del mismo modo, es una cirugía irreversible, pues implica un procedimiento largo y complicado que implica horas para poder reconstruir los órganos implicados, alterando su estado natural de forma definitiva. Es por ello que, el switch duodenal, se caracteriza por brindar excelentes resultados con una considerable pérdida de peso, pero más aún con la durabilidad de este logro en el tiempo.

 

¿Cuáles son los requisitos para la cirugía bariátrica?

Para someterse a la Cirugía Bariátrica, primordialmente el candidato debe valorarse de forma integral en la diversidad de aspectos que lo involucran, para determinar si su estado tanto físico como psicológico, le permite optar por este tipo de intervención.  Estos son los requisitos que exige esta cirugía:

  • Fracaso en la pérdida de peso mediante los métodos tradicionales o terapéuticos.
  • Índice de Masa Corporal igual o mayor a 40
  • Si el IMC es de 35, debe presentar al menos una enfermedad asociada que determine la obesidad como mórbida (diabetes, hipertensión, entre otras)
  • Edad comprendida entre los 13 y 65 años
  • Obesidad por al menos cinco años
  • Responsabilidad en la reeducación de hábitos de alimentación y compromiso al establecer rutinas de actividad física periódicamente
  • Capacidad económica para costear los gastos de la cirugía, ya que después de la cirugía se necesitan suplementos alimenticios de por vida, así como seguir con régimen adecuado de alimentación
  • Aprobación final del médico tratante

Es esencial entender que él éxito de la cirugía no solo depende de lo hecho por el cirujano sino también de los cambios que se realicen en mejorar hábitos alimentarios y de ejercicio. Cada cirugía es individualizada, es decir, cada ser humano cuenta con distintas condiciones que deben tomarse en cuenta para escoger la técnica y el tipo de cirugía bariátrica más adecuada.

 

 

¿Cuáles son los riesgos de la Cirugía Bariátrica?

Como toda intervención quirúrgica, la Cirugía Bariátrica, tiene riesgos o complicaciones. Entre mejor preparación prequirúrgica se tenga menor será el número de complicaciones.  Cabe destacar que, los riesgos que implican este tipo de cirugías, son menores que los riesgos de la obesidad origina por sí misma sobre la calidad de vida del paciente.  Los riesgos son similares a los que surgen en otras cirugías e igualmente, estas complicaciones varían de acuerdo a la técnica y tipo de cirugía bariátrica utilizada. Se estima que, un 10% de pacientes sufren estas complicaciones o efectos secundarios en conjunto:

  • Vómito
  • Dificultad para tragar
  • Dehiscencia o apertura de las suturas
  • Úlceras
  • Dolor abdominal
  • Distensión o inflamación abdominal
  • Reflujo
  • Insuficiencia nutricional
  • Hemorragia
  • Lesión del bazo
  • Síndrome de dumping (vaciamiento rápido del contenido estomacal)
  • Dificultades en los pulmones
  • Estenosis (estrechamiento) del enlace del estómago y el intestino
  • En los peores y reducidos casos, la muerte

Debe subrayarse que, no hay garantías en ningún procedimiento quirúrgico, pues en algunas intervenciones, a pesar de su bajo grado de dificultad, surgen inesperados inconvenientes que alteran los resultados. Si acude a sus citas con el equipo médico multidisciplinario y el paciente sigue a cabalidad las recomendaciones, no se vislumbran complicaciones a largo plazo.

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (6 votes, average: 4.67 out of 5)
Loading...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Search

+